Behobia-San Sebastián y certificados médicos

Parece que las consecuencias de la carrera del domingo están armando un cierto revuelo mediático. Las malas noticias tienen siempre un eco  considerable y, realmente, que un acontecimiento lúdico se salde con 380 intervenciones sanitarias, 40 asistencias en servicios de urgencias hospitalarios, 12 ingresados y 3 de ellos en cuidados intensivos, es una mala noticia.

Lógicamente, la prensa ha buscado a los protagonistas y ha intentado transmitir a sus lectores las conclusiones sobre esta aparente debacle en cuanto a sus posibles causas y sus soluciones para el futuro. Vayamos por partes.

En cuanto a las causas, es obvio que la climatología ha sido la causante de la gran cantidad de incidencias. La Behobia se celebra con un número de participantes muy elevado desde hace unos cuantos años y el número de asistencias no suele ser tan alto. La organización se ha empeñado, este año más que nunca ante los pronósticos meteorológicos, en recordar a los participantes la necesidad de hidratarse correctamente: en la prensa en días anteriores, en su página web, enviando emails, en la línea de salida repitiendo machaconamente el mensaje mientras los corredores se preparaban. Por otro lado, un evento deportivo que moviliza a veinte mil personas debe contar necesariamente, porque las estadísticas así lo exigen, con la certeza de que este tipo de acontecimientos va a suceder. No todo el mundo hace caso de las recomendaciones y no todo el mundo hace el ejercicio de responsabilidad de participar únicamente si está bien preparado y en condiciones.

En cuanto a las soluciones, se han propuesto fundamentalmente dos novedosas: la retirada obligada del corredor que no va bien y la exigencia de un certificado médico previo a la carrera.

Pablo Busca, jefe de la urgencia del Hospital Donostia, plantea la conveniencia de que exista la posibilidad de retirar obligatoriamente a quien, a juicio del personal autorizado, no esté en condiciones de continuar la carrera, la propuesta no parece disgustar a Enrique Cifuentes, presidente del CD Fortuna, y suena bastante razonable. Sin embargo, creo que la segunda medida, que Iñaki Arratibel, médico deportivo y el propio Busca defienden, no hubiese evitado una sola de las 380 intervenciones. Jacobo Vázquez, también médico deportivo, es también de esta opinión (eitb). Las dos causas de incidentes del domingo, falta de preparación previa y, sobre todo, deshidratación, no pueden ser prevenidas por un certificado médico. En palabras de Jacobo, tú puedes obtener un certificado hace quince días y tener una gripe anteayer. La responsabilidad propia es la que, en todo caso, debe servir como criterio. En el caso de la deshidratación, incluso el atleta bien preparado y en perfecto estado de salud, sufrirá inevitablemente sus consecuencias, a veces fatales, si no bebe.

Otra cosa es el acontecimiento terrible sucedido el año pasado, en el que un atleta falleció en carrera. La muerte súbita en el deporte es una entidad de difícil prevención, por suerte estadísticamente poco significativa, aunque de consecuencias dramáticas. Ocurre que tanto aquel atleta, como el joven futbolista del Hondarribi que murió también en la Behobia hace unos años, estaban ambos controlados médicamente y cumplían muy por encima los protocolos de vigilancia exigibles al promedio de corredores populares, el control médico no pudo evitar sus muertes. Ocurre además, que el nivel de evidencia no es concluyente a día de hoy sobre la efectividad del cribado en deportistas. Además, ¿qué significa un “certificado médico”? ¿estamos hablando de una exploración y entrevista por parte del médico, hay que incluir un electrocardiograma, hay que incluir una prueba de esfuerzo? ¿con qué periodicidad? El estudio de referencia realizado hace años en Italia recomienda la realización de un electro basal, no, sin embargo, una prueba de esfuerzo. Es más que dudoso que esos certificados que se nos exigen cuando corremos en Francia y a los que estos médicos se refieren, nos vayan a salvar de nada. En todo caso pueden venir bien a los organizadores para quitarse de encima posibles responsabilidades legales (ésa es la única razón por la que se nos exigen en el país vecino).

La gente, a veces, confundimos las cosas y es tarea de los especialistas informar correctamente. Un control médico exhaustivo y periódico con pruebas de esfuerzo es una herramienta muy útil para la preparación minuciosa de los planes de entrenamiento de un atleta que entrene con pulsómetro, pero ¿es la herramienta indicada para prevenir incidentes como los del domingo?

Hay que tener en cuenta que 19.500 personas finalizaron la prueba sin incidentes, que las medidas preventivas de educación de la población deportista hacen que la gente sea capaz de culminar retos exigentes de una manera satisfactoria en mayor medida que hace años y que la práctica deportiva tiene en sí misma un importante efecto de mejora directa de la salud e indirecta a través de los hábitos de vida saludable que promueve.

Quizá lo que los organizadores puedan plantearse, junto con los gestores de los servicios de asistencia sanitaria, sea la conveniencia o el modo en el que la carrera deba ir creciendo. Sin duda, acontecimientos como los de esta edición deberían servir para la reflexión, igual que la Behobia ha sido capaz de superar otras dificultades de infraestructura y organización a lo largo de su historia para poder crecer, quizá en este momento el límite lo ponga la capacidad de respuesta de los recursos asistenciales en sanidad del entorno. Estoy seguro de que, conociendo la manera de funcionar de sus organizadores, la Behobia-SnSn será capaz también de superar este reto y adaptarse a las circunstancias.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Behobia-San Sebastián y certificados médicos

  1. txiki plazas dijo:

    Yo también corri la Behobia del domino pasado (una vez más) y no voy a decir que no me sorprendí al ver gente antendida junto a ambulancias a los lados del recorrido, pero creo que una vez más la prensa busca lo que busca y acabamos hablando todos de lo mismo. Totalmente de acuerdo con que un reconocimiento médico no está de más pero no me garantiza nada si luego no aplico el sentido común a las circunstanias de carrera. En las Behobias, menos la nieve (que yo recuerde al menos), hemos visto de todos los demás fenomenos meteorológicos en abundancia: frío, aire, agua, lluvia.. e incluso a todos ellos en el mismo día juntos. Alguna vez hasta ha hecho lo que llamamos un día ideal para correr, pero tuve flato. Mecachissss….

    En las circunstancias del domingo pasado aunque mi reconocimento médico reflejara un electrocardiograma en reposo, o en esfuerzo, me da igual, de los de libro, si me empeño en no beber seguramente que acabaré mal. Inluso si bebo pero a mi cuerpo ese día le da por no asimilarlo y toda mi ingesta líquida viaja de Irun a Donosti sin pasar de mi estomago, puede que vuelva a salir por donde ha entrado (en forma de vomitona). No soy médio. Solamente hubiera aprobado lo de la mala letra, pero carreras ya he hecho algunas.

    A lo que ibamos, que como los corredores somos muy dados a hacer cálculos cada km que pasa para pronosticar nuestro tiempo en la llegada, ahora también he hecho algunos. Partiendo, por redondear, de que había 20.000 personas corriendo, podemos decir que 40, osea el 0,2% necesito pasar por urgencias del Hospital Donostia y luego se fueron a su casa por donde habían venido (eso si con un mal cuerpo que paqué, y la familia en un sin vivir). 12, osea el 0,06% (si es que en los escolapios me enseñaron bien estos cálculos) necesitó ser ingresado, y 3, osea el 0,015% de los participantes permaneció en la UCI hasta el día siguiente. Ah! de lo que falta para llegar a la cifra de 380 atendidos, personal de Cruz Roja me ha comentado que en esa cifra van incluidas las atenciones por rozaduras, contracturas musculares, calambres…

    Y puestos a hacer números también me he fijado en que 3.000 corredores,osea el 15%, a pesar de las “dantescas” condiciones climatológicas y de no haberse hecho una prueba de esfuerzo ni la cuarta parte de ellos, tardaron menos de 1h.30′, que ya es correr para un popular cuya media andará por los uarenta y tantos, en ir de Behobia a Donosti. Menos que encoche cuando coinciden los últimos días de julio con los primeros de agosto, que dijo el otro.

    Siguiendo con la Behobia, pero cambiando totalmente de tema ahora me voy a meter en otro jardin del que no se como saldré. El pasado domingo me sorprendió la cantidad de gente que corre con “cascos” de música. Yo creía que a pesar de que no lo pone en las instrucciones, así como las bicicletas son para el verano, los pinganillos son para animar el entrenamiento. En la Behobia te puede pasar de todo, pero lo que no vas a hacer es aburrirte. Encima si media provincia y parte del extranjero se desgañita animandote desde la cuneta no puedes estar a tu musiquita. No puede ser. Con tanto público a ambos lados de la carretera aplaudiendo y animando no es de recibo cruzar ese pasillo escuchando otra cosa que no sean sus aplausos. Que para poner una famila de las típicas de padre madre y un par de niños (todos desayunados y ya vestidos) en la cuneta de Gaintxurizketa a las once y poco de la mañana hay que levantarse antes que los corredores. Y así se lo agradecemos? Un poquito de por favor.

  2. Suscribo todo lo dicho, Txiki. Nada que añadir y muchas gracias por el comentario. Un saludo.

  3. Carta remitida por la organización de la Behobia a todos los participantes:

    INFORMACIÓN Y CONCLUSIONES SOBRE AVITUALLAMIENTOS Y ATENCIONES SANITARIAS B/SS 2011

    En días posteriores a la 47 edición de la Behobia-San Sebastián se han venido publicando y difundiendo numerosas noticias sobre las asistencias sanitarias generadas en la carrera. Debido a las condiciones climáticas, el número de asistencias fue inusualmente alto, dando lugar a momentos de saturación en el Servicio de Urgencias. Afortunadamente y gracias a la buena labor de los servicios sanitarios, la evolución de los corredores atendidos ha sido satisfactoria y no ha habido que lamentar desgracias mayores.

    En relación con lo anterior, desde nuestra posición de organizadores nos gustaría compartir con los atletas la información recabada de los profesionales sanitarios y responsables de avituallamientos y hacer una reflexión que nos ayude a evitar, en lo posible, una situación similar, ya que se ha extendido en la opinión pública la idea de que los corredores atendidos no estaban bien preparados para la prueba y, a tenor de los datos recabados, pensamos que esa idea no es del todo cierta.

    De hecho, la mayor parte (85%) de los participantes ingresados por efectos del calor (Golpe de Calor por Esfuerzo) tenían dorsal de color (marcas acreditadas), eran jóvenes (37 años de media) y con tiempos de paso medios el día de la carrera inferiores a 5 minutos por kilómetro (lo que supone una marca por debajo de 1 h 40 minutos). Posiblemente, teniendo en cuenta las adversas condiciones climáticas (más de 23º C), no bebieron lo suficiente, su ritmo de carrera fue demasiado alto y no acertaron a bajarlo o a abandonar a tiempo.

    Además, tenemos la impresión de que se han relacionado las numerosas atenciones médicas con fallos en los avituallamientos y, en este sentido, también nos gustaría dar nuestro punto de vista. El sistema de hidratación (agua) fue mejorado el año 2008 añadiendo 60 grifos en salida y pasando de 4 a 7 avituallamientos a lo largo del recorrido (lo habitual en los grandes maratones mundiales es un puesto de avituallamiento cada 5 km, es decir, 8 puestos en 42 km) y, ante la previsión de calor, fue reforzado el día de la carrera con más vasos (más de 200.000 en total). Es cierto que, debido a la gran demanda generada por el calor, los tres primeros avituallamientos tuvieron problemas puntuales para servir de forma normal, pero esto sólo afectó a la parte final de la carrera (dorsales blancos) y no a la franja de corredores más afectados por el golpe de calor (la mayoría en tiempos inferiores a 1 h 40 minutos), quienes no tuvieron ninguna limitación para beber adecuadamente.

    Si analizamos el cronometraje cada 5 km, vemos como en todos los grupos el tiempo medio para terminar la carrera ha aumentado considerablemente respecto a ediciones anteriores, entre 4 y 10 minutos adicionales, y que prácticamente todo el retraso se acumula en los últimos 10 kilómetros. Esto demuestra que la mayor parte de corredores empezaron la carrera a un ritmo demasiado elevado dadas las circunstancias.

    Las condiciones climáticas se constituyeron en factor determinante e insistimos en que los corredores más afectados posiblemente no bebieron lo suficiente y/o no adecuaron su ritmo de carrera a dichas condiciones, como sí lo hizo la gran mayoría. Vemos cómo el aspecto psíquico es una de las claves en estos casos graves y no se ha hablado casi de este factor. Tenemos testimonios de los servicios sanitarios de corredores desvanecidos que insistían en continuar cuando supieron que ya no seguían en carrera o, más preocupante aún, que respondieron con agresividad al despertarse en el puesto de atención sanitaria. Creemos, por tanto, importante recalcar que todo deportista, además de prepararse para cumplir un objetivo, debe estar preparado psicológicamente para no poder cumplirlo, y que el disfrute debería ser el objetivo principal en una carrera popular.

    Para terminar, y en lo que nos corresponde como organización, en estos días de análisis también hemos detectado errores y áreas a revisar que, como siempre, seguiremos intentando mejorar para que los corredores disfrutéis de la carrera al máximo. En este sentido hemos preparado la siguiente encuesta para que podáis darnos vuestra opinión sobre la carrera de forma directa.

    Agradeciendo tu atención, recibe un cordial saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s