¡Por fin nieve! Campeonatos de Aragón de esquí de fondo

Ayer se celebró en Candanchú el Campeonato de Aragón de esquí de fondo. Las nevadas anunciadas para el fin de semana resultaron más copiosas que lo pronosticado y el circuito de la carrera amaneció cubierto por un palmo de nieve de esa noche, espesor que fue en aumento a lo largo de la mañana, dificultando el acceso de muchos corredores. Creo que todos dimos por buenas esas dificultades teniendo en cuenta que a finales de enero seguíamos todavía bajo mínimos. Necesitábamos esa nieve. Nosotros y, especialmente, un sector económico al que, con la que está cayendo a todos los niveles, solo le faltaba otro invierno de escasez en lo meteorológico para rematar la faena.

A los esquiadores nos pasa siempre que queremos que nieve, pero nos viene mal que lo haga justo cuando vamos a esquiar nosotros, queremos nieve polvo y buen tiempo. Sin embargo, ayer no hubo protestas, y eso que el día fue de tiempo bastante desapacible. Me gustan estos días. En el esquí de fondo moderno, tan tecnologizado (pista compacta, huella perfecta, material super rápido, etc…) nos parece a veces que hemos llegado a domesticar el medio. Hasta que salen estos días para recordarnos que seguimos en plena naturaleza, que el nuestro no es un deporte indoor practicado bajo condiciones controladas. Estos días nos devuelven un poco a la esencia de un deporte de lucha contra los elementos, además de lucha entre rivales.

Y no digamos para fotografiar las carreras, que es a lo que fui yo ayer a Candanchú. Para eso, éstos son los días buenos. Aunque el gesto técnico de levantar el esquí para librarse de la traba de la nieve amontonada no sea tan fino, expresa mejor el esfuerzo y los copos de nieve contrastados sobre la ropa de los esquiadores, nos ponen en contexto; lo demás, las caras de esfuerzo, los colores de la ropa en el entorno gris y blanco del ambiente… contribuyen a crear escenas que me cautivan. Si la carrera transcurre en un escenario poco fotogénico como el de una estación de esquí alpino, llena de cables, remontes y otros artilugios, como es el caso, la niebla ayuda a ocultar lo que no queremos ver.

Os dejo algunas imágenes de la carrera, en cuanto pueda, subiré un álbum de Picasa a cvcfondo, el blog del equipo del Vasco de Camping.

Antes de la carrera, concentración y caras serias:

Después de la carrera: relajación y batallitas:

La carrera en sí:

Como digo, tenéis más fotos en cvcfondo.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s