50 km obstáculos

Imanol

Foto: Adam Pretty

Este domingo Imanol Rojo correrá la prueba de los 50km en los JJOO de Sochi, la prueba reina del esquí de fondo, cumpliendo un sueño acariciado durante muchos años y para el que él y su hermano han trabajado muy duro, también sus familiares más próximos y allegados. Que Imanol esté en la línea de salida ese día es un triunfo personal, una recompensa para todos ellos.

Miércoles por la mañana, invierno de 2011, bajamos del coche en el parking de Candanchú. Nos acercamos al circuito de fondo para comprobar las precarias condiciones de la pista, lleva días sin nevar, ha llovido, pequeñas islas de tierra interrumpen el manto blanco del circuito, asoman piedras de vez en cuando, la zona que conecta con Somport es absolutamente impracticable y todo el entorno transmite una sensación desoladora de final de temporada. Sin embargo, estamos todavía en enero. Solo dos esquiadores se deslizan a lo lejos, descienden la cuesta hacia el estadio de biatlón acercándose hasta donde estamos. Con una sonrisa, los hermanos Rojo encojen los hombros en un gesto de resignación cuando mencionamos las malas condiciones. Llevan tres días aquí y solo esperan que la nieve aguante dos días más hasta que partan hacia su próxima cita europea.

Para quienes están familiarizados con el mundo de la competición en el esquí de fondo en España, el valor de estos deportistas está claro, así como el mérito de sus logros. Sin embargo, este es un deporte marginal y desconocido para los medios, entre Aznar y Juanito Mühlegg solo hay un páramo deshabitado, un vacío más frío y oscuro que el espacio entre dos galaxias, donde el eco de las voces de los protagonistas muere ahogado sin llegar más allá que una breve nota informativa en algún periódico local. El desconocimiento hará que, desde la distancia, los puestos obtenidos por deportistas españoles en los JJOO parezcan mediocres, reafirmando el desinterés por la actuación de los protagonistas. Los peor intencionados, o los más ignorantes, pensarán: “para eso, que no vayan”.

Lo que no sabe esta gente es que este domingo Imanol Rojo y Javi Gutiérrez, su compañero de equipo, corren una prueba especial, los 50km obstáculos. Obstáculos que una estructura federativa más preocupada por sostenerse a sí misma que por cuidar a sus deportistas, ha ido poniendo en su camino; obstáculos en forma de falta de recursos económicos para entrenar en condiciones, de falta de recursos humanos y materiales; obstáculos que la incertidumbre permanente en cuanto a la continuidad en el tiempo de las selecciones les ha obligado a sortear año tras año.

Quizá deba ser así, quizá los escandinavos deban ser los reyes del esquí de fondo donde los españoles debamos ser los reyes del fútbol pero, para ser justos, para juzgar a esta gente de manera ecuánime, debemos saber que donde los suecos, rusos, italianos o franceses corren los 50 km, la prueba reina del esquí de fondo olímpico, los nuestros corren los 50 km obstáculos.

Para Imanol, al margen de su puesto en la carrera del domingo, quedará la satisfacción de haber alcanzado un objetivo difícil, un sueño lejano, algo cuyo recuerdo perdurará toda su vida. Para Ioseba, su hermano, debería quedar la convicción de que los sueños se pueden llegar a materializar, que merece la pena perseguirlos y seguir trabajando. Ambos son jóvenes, les quedan años para más Olimpiadas. Solo espero que los obstáculos no impidan que pueda seguir encontrándomelos, con esa misma fe inquebrantable, con esa misma ilusión sin mancha, entrenando por Somport invierno tras invierno. Y que pueda disfrutar con su presencia, la de ambos, en próximas citas olímpicas.

De momento, el domingo estaremos atentos a la prueba que cierra los JJOO y disfrutaremos, ¡pase lo que pase!

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a 50 km obstáculos

  1. josuerki dijo:

    Aun recuerdo ese día como si hubiera sido ayer. Era ya año nuevo, 2 o 3 de Enero y la situación era muy precaria, tanto que la poca nieve que quedaba se la llevaron estos dos dando vueltas y vueltas. A los pocos días estábamos entrenando en La Tuca.

    Bonita manera de contarlo Rafa; suerte en los 50km obstáculos Imanol!

  2. Joseba dijo:

    Gogoeta eta metafora polita, Rafa, 50 km oztopoena. Imanol ezagutzeko zortea dudanez, nolako mutila den jakinda, ikaragarri pozten naiz bizitzen ari den esperientzia bizitzeko aukera irabazi duelako. Afizioak, lanak, ahaleginak eta sinismenak badakarte saria batzuetan (Imanol), ez beti (Joseba).
    Zorte ona opa diot Imanoli iganderako. Hegan egin dezala oztopoen gainetik!

  3. Chapeau Rafa…, no hay mejor forma de caricaturizar una realidad en muchos deportes…, le envio el link a Polilla que se va a sentir mas que identificado!!! Ondo izan,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s