Devorados en el Tobazo

tb1Mañana de escalada en el Tobazo para descubrir que los mosquitos también madrugan. Con un pronóstico de tiempo soleado y estable, un sábado de junio, prevemos que las vías del Tobazo estarán concurridas. Así que nos apresuramos para llegar antes de que aquello se llene de gente, la vía a la que vamos, la “Tobazogan”, tiene mucha piedra suelta: cuando las piedras vuelan, mejor estar por encima que por debajo de los proyectiles…

Nos las arreglamos para llegar los primeros, aunque tampoco hubiese pasado nada si no madrugamos, finalmente seremos los únicos en esta ruta: las cinco cordadas que llegan detrás van a la “Valle de Canfranc”… dato a tener en cuenta. Los que sí nos están esperando, para acompañarnos durante los 500m de vía, son los mosquitos. Éstos no tiran piedras pero nos torturan durante toda la mañana. Bueno, a Andoni e Iñigo, yo, si voy acompañado, soy inmune.

El año pasado hicimos la “Valle de Canfranc” y ahora le tocaba el turno a ésta. Según las reseñas una primera parte de placa bastante tumbada y repisas con piedra suelta, otra central, más vertical, donde se concentra la dificultad en dos largos y luego el final, buscando la salida hacia la derecha de la cima por el terreno más fácil.

Esperábamos más. A medida que avanzamos, tenemos más claro que la otra vía de esta pared del Tobazo nos gusta más, creo que la afluencia de escaladores confirma esta impresión. “Tobazogan” tiene muchos metros, muchos muchos, que más que de escalar son de caminar a cuatro patas… una pena. Los dos largos de la pared vertical son lo mejor de la vía, pero no tanto como para justificar un viaje interminable por terreno pedregoso. Aunque más fácil, la “Valle de Canfranc” es más uniforme y con menos terreno descompuesto o repisas con piedrilla, la línea, además, te lleva directo a la cima tras recorrer la evidente rampa central hasta la parte más vertical de arriba.

P1030234-001El día, de todas formas, ha merecido la pena, el lugar es de una gran belleza y las cervezas en la terraza de Candanchú, con vistas al valle y la tranquilidad de un fin de semana de junio, compensan con creces la pequeña decepción de una vía que, seguramente, no repetiremos.

Lo que sí repetiremos, será la cordada.

tb8

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Devorados en el Tobazo

  1. Pingback: Vía Torrijo al Tobazo |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s