“Panaroma”… directo al estómago

PanaromaHoy primera sesión de Savage Cinema, la sección de cine de aventuras y deportes de acción del Festival. He visto “Panaroma” y “Degrees North”.

Panaroma (Namuss films: Jon Herranz y Gerard Peris) cuenta la ascensión de la vía homónima de la Cima Oeste de Lavaredo, abierta por Alex Huber, por donde pasaron hace unos años los Pou y que se considera una de las más difíciles vías de pared. Pero además, tiene la particularidad de centrarse en la ascensión de los Marín, padre e hijo, dándole a la historia un plus añadido.

Decía Hemingway que una buena narración necesita dos cosas para enganchar: una historia que contar y empezar con un directo al estómago del lector. Panaroma cumple con los dos requisitos, además del contenido, que va un poco más allá de la mera realización de una actividad deportiva (por mucho que ésta sea de alto nivel), en una de las primeras escenas, el flash premonitorio del vuelo de Edu Marín ha hecho que a mi vecina de butaca, una mujer con poca pinta de haberse asomado mucho a esos abismos, se le cayera al suelo, literalmente, el móvil que tenía entre las manos, mientras apenas lograba contener un grito. Empezamos bien, hubiese pensado “Papa”…

Panaroma logra sintetizar en 28 minutos una historia con contenido emotivo (sin pasarse) y de gran intensidad, especialmente los 15 minutos (a ojo) grabados en la pared. Una buena historia, muy bien contada y que evita lo superfluo, ahorrando al espectador los pesados preparativos y frustraciones que algunas películas del género son tan dadas a describirnos, con el fin de alargar el metraje o mostrarnos lo que ya descubrimos hace tiempo: que al monte se puede ir en barco, en moto, en velero, en burro o en yak y que, a veces, hace mal tiempo y hay que esperar. Panaroma es una película en la que no sobra ni falta nada y el pulso narrativo es el justo para mantenernos pegados desde el primer minuto hasta el último. ¡Excelente!

No ocurre lo mismo con Degrees North, un mediometraje de esquí freeride, rodado con muchos medios (medios Red Bull) en el que, de los 52 minutos, sobran para mi gusto la mitad. Es el problema cuando quieres contar una historieta como si fuera la última gran aportación en la historia del alpinismo. Pretenciosa y un poco pesada, de las que te hace removerte en la butaca y mirar la hora.

Alguien podía pensar que Panaroma se proyectaba como telonera de la otra. En mi opinión, la fuerza narrativa del corto se ha comido, absolutamente, el protagonismo de Degrees North.

La siguiente será “Meru”, película con muy buenas expectativas. Por la actividad y por los realizadores. Veremos…

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “Panaroma”… directo al estómago

  1. Miren dijo:

    Kaixo Rafa,

    solo he visto el trozo que mandas aquí y me he emocionado imaginando el resto. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s