Otoño

hojas de otoño-001Revolotean persiguiéndose como criaturas animadas. Presagiando el frío que se avecina. El aire las mece dejándolas caer otra vez, suavemente. Amarillo, ocre, luz que se desvanece. Hay algo misterioso en la calle vacía, un aliento fatigado de siglos que dormitan en esquinas redondeadas. Hay un frío más profundo e hiriente que el que araña la piel. Un frío inmemorial de inviernos repetidos, llenos de voces que fueron y susurran en ese viento caprichoso y extranjero. Ladra un perro lejano y el viento, en respuesta, se enardece arrastrando con furia renovada las hojas amontonadas a mis pies.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s