Envueltos en la niebla

cl0La lluvia golpea con tozuda insistencia el cristal para que el otoño descargue sobre mi ventana todo el rencor acumulado durante estas semanas de tiempo casi veraniego. Nieva en las montañas y las marmotas, allí arriba, buscan cobijo en lo más hondo de sus guaridas, dispuestas ya a afrontar una nueva estación de frío, oscuridad y silencio. Sin embargo, yo me resisto y sigo perfilando los bloques de roca que componen el Gendarme Blanco sobre el fondo más oscuro de la masa cimera del Lézat, rememorando días de verano y escaladas de manga corta…

Pintar me permite volver a lugares y momentos a los que me une un vínculo emocional, recrearlos. Recrearlos en el sentido más literal del término, partiendo de una hoja en blanco sobre la que reconstruyo, a mi antojo, recuerdos y fantasías, sucesos y deseos, personajes reales o imaginarios sobre paisajes arbitrariamente elegidos. A veces incluso modificados.

Hace unas semanas tuve que rebuscar entre mis acuarelas de montaña para un pequeño proyecto y, de repente, me he visto pintando otra vez. Llevaba varios años sin hacerlo, he dibujado ocasionalmente, pero tenía la pintura totalmente abandonada desde hace casi diez años.

“Envueltos en la niebla” representa a una pareja de escaladores encaramados en la Cresta Crabioules-Lézat, en el macizo de Espingo. Ésta es una escalada clásica bellísima que une ambos tresmiles a través de una aérea cabalgada sobre el filo estrecho de bloques de granito que viaja de una a otra. La hice hace muchos años y espero repetirla pronto. Este verano, mientras pasaba por el collado inferior de Literola, la cresta nos brindó esta visión espectacular, con las nubes remontando la ladera por la vertiente francesa y tratando de envolver la montaña. Solo faltaban los escaladores y pensé: ¿por qué no?, puedo ponerlos yo…

en“Envueltos en la niebla” forma parte de una serie de acuarelas que he empezado a pintar. Acabo de terminar la tercera y tengo ya la idea para otras tres más. Me gustaría llegar a la docena y el título de la serie será “Dimensiones”. El propósito es tratar de poner de manifiesto el contraste de dimensiones entre el ser humano y la Naturaleza, sintetizada en este caso, cómo no, en la montaña.

Disfruto, como la marmota, de esta semana de tranquilidad en la guarida, a la espera de la carrera del domingo. Mientras Filomena suspira acurrucada en su sillón a mi lado, mezclo los pigmentos buscando el tono apropiado o me apresuro con el pincel antes de que la aguada se seque. Fuera parece que ha llegado el invierno…

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Envueltos en la niebla

  1. Marilis dijo:

    ¡Qué bonitas! Siento el frío y el vértigo…cuando acabes la serie, un té bien calentito (¡y pastas!), serán un buen acompañamiento a su contemplación, entre conversación y conversación…Pon tú la fecha.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s