David Wrangborg, el paisaje dimensionado

David Wrangborg Entrevista from CVCEPHOTO on Vimeo.

Este año hemos celebrado la tercera edición de CVCEPHOTO y el ganador ha sido David Wrangborg, fotógrafo sueco que en la segunda edición obtuvo ya dos Menciones de Honor. La foto ganadora ha sido “Dream Green”, una imagen en la que se representa una aurora boreal espectacular que tiñe de verde las laderas nevadas durante una fría noche en los alrededores de Tromso, cuyas luces se adivinan en el horizonte. En primer plano una tienda de campaña iluminada por sus ocupantes y los esquís sobre la nieve, delatan la actividad de fin de semana de David y sus amigos.

David estuvo unos días en Donostia con nosotros y tuvimos oportunidad de charlar con él sobre la actividad en esas latitudes, sobre paisajes nevados y, cómo no, sobre fotografía. A cambio de la información sobre auroras boreales y osos polares, nosotros le enseñamos la forma correcta de tomar pintxos en la Parte Vieja: nada de entrar en un bar, ponerlos todos en un plato y sentarse con un trago. En cada bar, un pintxo y un trago… y siempre de pie. Además, tuvimos la ocasión de reunirnos en el Club para que Andoni le hiciera esta entrevista (podéis leer la entrevista completa aquí).

Aunque imaginaba que el Jurado de CVCEPHOTO iba a tener en consideración “Dream Green”, no la daba como ganadora. Pensaba que se inclinaría por otras fotos que reflejan escenas más elaboradas o actividades más impactantes. Sin embargo, me alegré de la decisión, porque creo que es una foto fiel a los principios que el concurso defiende, en la medida en que refleja, precisamente sin demasiada intervención, la realidad que los montañeros se han encontrado. En este caso, el espectáculo lo pone la naturaleza.

Así nos lo explica David en la entrevista, mostrándonos una forma de hacer fotografía de actividad de montaña (sus tres Menciones de Honor, dos el año pasado y una este, coinciden en ese aspecto) que une, a la belleza de la imagen, el sabor de la autenticidad de la experiencia, no premeditada como imagen, sino como experiencia montañera en sí misma.

Hay en el trabajo fotográfico de David una presencia de los paisajes horizontales, frente a la verticalidad habitual en otras espectaculares imágenes de escalada o de esquí, que creo que explica esa sensación de tranquilidad y de intimidad a la que se refiere Andoni en la entrevista. El autor dice que sus fotos son “menos aventureras”, que no son fotos de “adrenalina”. Acepto la segunda afirmación, pero no la primera. Para nada. Creo que sus huellas extendidas hasta el horizonte sobre la nieve o sus hileras de pulkas en la inmensidad de los paisajes polares, son realmente una invitación a la aventura. Mucho más que las piruetas virtuosas sobre un tobogán de nieve, la gimnasia acrobática sobre un bordillo de roca o el rictus extenuado de un competidor corriendo por la montaña.

Visto así y al margen de preferencias personales, creo que la foto ganadora de este año, como la del año pasado (The Storm, del canadiense Paul Bride), refleja una forma de entender la fotografía de montaña que, siendo creativa, no quiere renunciar a su carácter documental. Me consta que el Jurado ha tenido en consideración este aspecto y yo, como aficionado, lo celebro.

Probablemente el protagonista principal de las fotografías de David Wrangborg sea, efectivamente, el paisaje más que el ser humano, pero es en cualquier caso un paisaje dimensionado por su presencia.

1 Sari Nagusia. David Wrangborg-Dream Green

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s